Una obra mal ejecutada por el ayuntamiento de Emiliano Zapata generó inundaciones con aguas residuales en el fraccionamiento Jacarandas, denunciaron vecinos.

En este caso, las aguas provienen de un drenaje sanitario construido por la administración municipal, para desfogar una planta de tratamiento en el abandono, sin embargo, con cada lluvia, el sector se inunda y causa afectaciones a los colonos de Privada Arekas y las calles Laureles y Palapa.

Te puede interesar: Buscarán recuperar más espacios para el peatón en Xalapa

“El alcalde de Emiliano Zapata (Jorge Mier) según hizo una obra pública de entubar aguas negras y en lugar de irse, se está regresando a toda la calle de Laureles, privada Arekas y la calle Palapa” dio a conocer una quejosa.

Indicó que desde hace tres días solicitaron la intervención de las autoridades, sin recibir ninguna respuesta a cambio y las descargas ahora invaden las viviendas.

“Lo que nunca en 20 años había pasado, ahora por una obra mal hecha está ocurriendo”.

Otro de los quejosos señaló que en septiembre y en octubre inició un proyecto de “entubar” el agua proveniente de una planta de tratamiento que nunca se utilizó de administraciones anteriores.

“Se creció maleza, se echaron basura, se taponeó y ahí estuvo mucho tiempo estancada el agua, con mal olor, con peste, con todo, pero llega el ayuntamiento hace un proyecto de obra para darle el mantenimiento a la planta o algo así”.

Entonces “entuba” el drenaje residual, pero con el primer aguacero comenzó a brotar aguas negras en el fraccionamiento.

Publicidad