Integrantes del Sindicato Renovador Magisterial Veracruzano tomaron las instalaciones de la Dirección General de Educación Primaria para exigir el cambio de adscripción del profesor Pablo Margarito Olivares Pérez.

Dijo que, desde abril pasado hizo esa solicitud dado que en el plantel que labora “Ignacio López Rayón” de la comunidad de Tiocuautla en el municipio de Altotonga, ha sido víctima de agresiones e inseguridad por parte de los propios padres de familia.

“Padres de familia me han estado constantemente agrediendo en la casa donde vivo y por cuestiones de que se oponen a las actividades que yo llevo dentro del aula han estado manifestándose y corro el riesgo de recibir algún disparo o algo así”, dijo.

El docente apuntó que aunque lleva seis años en el plantel fue apenas hace un mes que empezó a recibir agresiones por parte de los padres.

Consideró que esta situación es por las ideas y costumbres de los lugareños y narró que todo inició el día que intentó poner una actividad referente al mes patrio a lo que varios padres se opusieron.

“Eran unos honores a la bandera y después venía un festival cívico y varios padres de familia no quisieron participar. Por segunda ocasión yo ya estaba descansando y fueron a balear la habitación donde vivo y le platiqué a mi líder sindical y por eso desde abril se pidió el cambio y no ha habido respuesta”, lamentó.

Señaló que sigue siendo víctima de actos de violencia y no ha recibido atención de las autoridades educativas

Publicidad