(SPI).- La invasión de plásticos en los océanos a causa de la llegada anual de 12.7 millones de toneladas de este residuo a los mares del mundo está poniendo en grave riesgo el equilibrio de este ecosistema y la vida marina, alertó la organización ecologista Greenpeace.

Durante una Jornada de limpieza de playas realizada en Veracruz por activistas, la organización ambientalista alertó que durante siglos el océano ha sido considerado como una fuente infinita de alimentos y recursos naturales y capaz de absorber todo lo que se vierte en él, pero no es verdad.

En el marco del recién celebrado Día Mundial de los Océanos, Greenpeace alertó que la cantidad de plástico que consumimos, tiramos y llega a los océanos al año equivale a un camión de basura cada minuto.

El coordinador de la campaña de plásticos de Greenpeace México, Miguel Rivas, dijo que dado que cerca de la mitad de los 600 mil millones de botellas de tereftalato de polietileno (PET, por sus siglas en inglés) son tiradas después de haber sido utilizadas una sola vez, las botellas para refrescos son la mayor parte del problema.

“Estamos llevando a cabo esta jornada de limpieza -que será el inicio de otras que llevaremos a cabo en otros sitios de la República Mexicana- con el apoyo de un grupo de activistas de la organización quienes no sólo recogerán la basura, además la separaremos por categorías de plásticos y la pesaremos para obtener datos concretos de qué tipo de productos plásticos están llegando al mar, pero sin duda los envases de refresco es de lo que más se encuentra en las playas”, señaló

Indicó que está contaminación a nivel global está matando más de 100 mil animales marinos al año, ya sea por consumo o al quedar atrapados en este material.

“Los océanos no son el basurero de nuestra especie y por considerarlo así estamos perdiendo muchas otras. Debemos dejar de enviar plástico al mar y para eso necesitamos reducir drásticamente su producción y su consumo; es hora de que la refresquera más grande del mundo asuma su responsabilidad en proporcionar una solución a esta crisis que atraviesan los océanos”, advirtió Rivas.

México ocupa el lugar número 12 de consumidores de plásticos en el mundo con un consumo promedio por persona de 48 kg de plásticos al año que, al no ser reciclados, en su mayoría tiene como destino final nuestros mares.

Nuestro país aporta el 2% de la producción de plástico a nivel mundial y según datos de la misma Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, aquí se producen 9 mil millones de botellas de plástico al año (Semarnat) (4).

“¿Cuántas de éstas corresponden a Coca Cola? No lo sabemos pues la refresquera se niega a proporcionar información respecto a cuántas botellas plásticas produce en México argumentando que se trata de información comercial que le corresponde a cada uno de sus 8 embotelladores y aunque la empresa afirma que México es uno de los países que más recicla PET, también es de los que más consume”, abundó Rivas.

Es por eso que en el marco de este día, desde Greenpeace hacemos un llamado a la sociedad para que pidamos juntos a la refresquera que elimine los envases de plástico desechables sumándose a la petición en línea http://actua.greenpeace.org.mx/coca-cola-plasticos con la que, al firmar, enviamos una carta al presidente de Coca Cola en nuestro país, Francisco Crespo, pidiéndole que se sume a esta lucha para evitar que sus productos continúen contribuyendo a generar desechos plásticos en los océanos.

Coca Cola Europa se ha comprometido específicamente a revisar su política de embotellado y empaque, ante lo cual nos surge la duda sobre cuál es la política correspondiente en México siendo el país que más refrescos consume en el mundo.

Publicidad