El diputado José Kirsh Sánchez propuso una reforma a la Ley de Tránsito y Seguridad para que sea obligatorio que el transporte público cuente con dispositivos de posicionamiento global electrónico (GPS), así como videocámaras, hecho que les brindará mayor seguridad tanto a los chóferes como a los usuarios.

Para ello precisó que los vehículos que presten el servicio en las modalidades de urbano, suburbano y foráneo deberán estar equipados con gobernadores electrónicos de velocidad variable, circuitos para cerrar automáticamente sus puertas y que impidan que se abran mientras el vehículo se encuentra en movimiento o no permitan la marcha de la unidad si las puertas están abiertas; un sistema de posicionamiento global electrónico y dispositivos de conteo de pasajeros.

En el caso de las unidades de taxi, deberán contar con cámaras de vigilancia y dispositivo de posicionamiento global electrónico (GPS), para garantizar la seguridad de los pasajeros y conductor.

“Es importante señalar también que se ha dado el caso que delincuentes se hacen pasar por taxistas, cometiendo ilícitos en unidades piratas. En ambos casos se deben de establecer medidas de seguridad que abarquen tanto a pasajeros como a trabajadores del volante.

En tal sentido, se proponen medidas de seguridad para disminuir atracos, como son la instalación de cámaras de vigilancia y los dispositivos de posicionamiento global electrónico (GPS), en las unidades de taxis, ya que con esto se busca disminuir los delitos perpetrados en taxis en todo el territorio veracruzano”, agregó.

Las cámaras de vigilancia serán en primer término, indicó una herramienta eficaz para vigilar y prevenir hechos delincuenciales dentro de la unidad automotriz, ante un hecho de esta naturaleza se podrá conocer la identidad del agresor, así también el tener una videograbación en tiempo real que servirá como prueba ante las instancias correspondientes para hacer constar el hecho delictivo.

Publicidad