• Los jueces deben respetar el debido proceso

Jair García

Xalapa.- El magistrado presidente del Poder Judicial, Alberto Sosa Hernández señaló que no pude establecerse si en verdad un juez ya giró la orden de aprehensión en contra de los cuatro presuntos implicados en el caso de violación de una joven en Boca del Río.

Conforme al Código de Procedimientos Penales de Veracruz, resaltó que el juez está obligado a guardar secrecía y él junto con su personal, son los únicos que saben si se concedió o no la orden de aprehensión.

De igual forma, señaló que la Fiscalía General del Estado tendría conocimiento de esta situación, y garantizó que de parte del Poder Judicial no se ha presentado ninguna filtración al respecto, pues existe total respeto al debido proceso.

“Respecto al caso de que fuera positivo que se concedió la orden de aprehensión, el personal del Poder Judicial de ese juzgado, debe guardar la secrecía de la instrucción girada, sino, no tendría ningún sentido, porque se pondría en alerta a los implicados, por tanto no se puede decir si se giró o no”, añadió.

Alberto Sosa Hernández comentó que respecto al tema calificado por la sociedad como “Los Porkys de Boca del Río”, el Poder Judicial ha cumplido con salvaguardar el debido proceso, por lo que cualquier filtración a los medios de comunicación no proviene de esta instancia.

Explicó que si un juez recibe la petición por parte de la Fiscalía General del Estado, para girar una orden de aprehensión, el juzgador debe revisar la integración de la denuncia, y en caso de encontrar elementos entonces concede la orden para poder llevar a cabo la aprehensión.

Reiteró que en el caso de “Los Porkys” como en cualquier otro, no se puede dar a conocer la decisión que haya tomado el juez, porque el proceso exige la secrecía del caso para garantizar la procuración de justicia.

Publicidad