Xalapa, Ver.- El Órgano de Fiscalización Superior (ORFIS), ha presentado 177 denuncias por un daño patrimonial de 34 mil 754 millones 826 mil 462 pesos, lo cual significa que se ha auditado con imparcialidad cuatro gestiones del Poder Ejecutivo, emanadas de tres partidos políticos distintos, dijo el auditor Antonio Portilla Vásquez.

Dijo que, el combate a la corrupción es una tarea colectiva que requiere una determinante actuación de los órganos fiscalizadores; “a nivel federal la Auditoría Superior de la Federación (ASF), a cargo del David Rogelio Colmenares Páramo, realiza un puntual proceso de fortalecimiento institucional que, en sus propias palabras, tiene el objetivo de acrecentar su impacto, calidad y dar resultados efectivos sin incrementar el número de revisiones”.

Aseguró que el Orfis comparte este criterio de mejora en la metodología de planeación y programación de auditorías, sin menoscabo en la selección y vigilancia de los rubros de carácter estratégico a revisar, en términos de su peso presupuestario o incidencia en el desarrollo social y económico de la entidad.

En el marco de la presentación de la Primera Entrega de Informes Individuales de la Cuenta Pública 2018, realizada por el Auditor Superior de la Federación el pasado día viernes 28 de junio, se informó que se encuentran sujetos a revisión entes fiscalizables veracruzanos con un total de 45 auditorías (38 directas y 7 coordinadas).

Además el Gobierno de Veracruz (entes estatales) registra 27 auditorías por el ejercicio de recursos públicos, correspondientes a la distribución de participaciones federales; del otorgamiento del Subsidio para el Fortalecimiento del Desempeño en Materia de Seguridad Pública a los Municipios; del Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública de los Estados; del Fondo para Entidades Federativas y Municipios productores de Hidrocarburos; apoyos destinados a centros y organizaciones de educación; programas de cultura; entre otros; los entes municipales registran 18 auditorías al FISM-DF, al FORTAMUN-DF, al FORTASEG, entre otros.

“Estas son muestras de la plena comunión que dicta la actuación de las Auditorías Superiores a nivel federal y estatal, con la finalidad de reducir e inhibir la corrupción, y esa meta nos motiva a realizar nuestras tareas con oportunidad, estrictos criterios técnicos y total apego a la ley”, refirió.

Publicidad