La audiencia de etapa intermedia del caso de enriquecimiento ilícito en contra del ex secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita se pospuso para el próximo 19 de septiembre, debido a que la juez estuvo de vacaciones y no se hicieron las diligencias correspondientes para que las partes estuvieran al tanto.

Se explicó que los datos que aportaron tanto la defensa como la Fiscalía, las cuales debieron haber sido entregadas entre ellos, no se hizo porque la juez estuvo de vacaciones, y por ende no había autorización para el traslado judicial de los documentos.

Arturo Bermúdez intenta demostrar su inocencia en el caso de enriquecimiento ilícito, pues ahora trata de acreditar que las cinco residencias con las que cuenta en el extranjero, las adquirió a través de créditos que solicitó al banco.

El ex funcionario duartista admitió poseer no dos, sino cinco propiedades en el extranjero a nombre suyo y de su esposa, así como dos más, también de él, en la Ciudad de México, adquiridos supuestamente a crédito.

Según Bermúdez Zurita ya habría justificado ante los fiscales de Luis Ángel Bravo Contreras que los adquirió a crédito. De hecho, en audiencia de imputación en el mes de febrero, el mismo Bermúdez aseguró que había hipotecado su casa en esta capital para adquirir sus bienes en el extranjero, aunque no dijo cuántos eran.
Lo anterior acredita los señalamientos que en su momento hiciera el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, entonces electo, sobre la cantidad de bienes que amasó Bermúdez a su paso por la SSP, de 2011 a 2016, año en el que puso su renuncia.
De acuerdo con documentos hechos públicos el año pasado, Arturo Bermúdez tiene dos propiedades en el condado de Harris, en Texas: una en Whistling Swan Place, con un valor de 355 mil dólares adquirida en junio de 2013; y otra en Kuykendahl Road S210, valuada en 330 mil dólares y comprada en abril del año pasado.
Publicidad