Jair García

Xalapa.- Lo que se pretendía fuera una votación de trámite y por unanimidad, para reformar la Ley de Tránsito, Transporte y Vialidad, y elevar de 5 a 8 años la vida útil de vehículos en la modalidad de taxi, se convirtió en una pelea entre los grupos legislativos para colgarse la medalla de esta reforma y recibir el aplauso de los taxistas presentes.

Desde temprano, cientos de taxistas llenaron las butacas del auditorio para presenciar la votación de una petición que venían solicitando desde hace años.

Anuncios

Sin embargo, aunque todos los grupos legislativos dieron a conocer que votarían a favor, discutieron por más de dos horas en intentar conseguir el aplauso para ellos, al asegurar que era su logro respaldar a los taxistas.

Ciro Félix Porras y Adolfo Ramírez Arana aseguraron que la reforma para beneficiar a los taxistas fue un logro del PRI, mientras que los panistas Julen Rementería y Ana Cristina Ledezma criticaron que fueron los mismos priistas quienes aprobaron la creación de las fotomultas.

Cuauhtemoc Pola Estrada señaló que solo hasta que Movimiento Ciudadano hizo caso al clamor de los taxistas por elevar el número de años para renovar las unidades, que los demás grupos legislativos les hicieron caso.

Ante los ataques entre todos los diputados, Ricardo Ahued subió a la tribuna y pidió frenar el show, así como dar paso a la votación, pues los taxistas no tienen por qué presenciar ese espectáculo como tampoco recibir aplausos por hacer simplemente su trabajo.

La reforma aprobada fue al artículo 120 de la Ley de Tránsito y Transporte del Estado, para establecer “a los vehículos destinados a las modalidades de urbano, suburbano, foráneo y mixto rural no se les permitirá una antigüedad superior a los 15 años. En el caso de las unidades de taxi, será de 8 años su antigüedad”.

Publicidad