Prácticamente ya son dos años en los que investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), de Estados Unidos y España, han estado buscando restos de los barcos que hundió Hernán Cortés en playas de la localidad de Villa Rica, municipio de Actopan, Veracruz.

Repasando un poco la historia de hace 500 años, en la playa de Villa Rica Hernán Cortés ordenó que sus barcos fueran hundidos para evitar que sus soldados acobardados por el miedo al poder de los Aztecas, regresaran a Cuba.

Ello llevó a que este grupo de investigadores empezaran esta expedición en el marco de los 500 años, ya que se rescataría en caso de encontrar importantes cosas, el interés de la gente por el estado de Veracruz.

El historiador de la subdirección de Arqueología Subacuática del INAH, Eduardo Cruz Soto, dio a conocer a xeu noticias que, de acuerdo a la historia, son alrededor de 15 a 20 barcos los que pudo haber dejado Cortés, datos que se dejaron escritos y que por años así se ha marcado.

Después de que se inició el trabajo de búsqueda, solo se tiene físicamente un ancla, la cual se encuentra en buen estado según el INAH, misma que ya se había difundido en diversos medios, además de indicios mediante el equipo que utilizan, como metales cubiertos de sedimentos.

Gustavo García García, arqueólogo del INAH, se suma a los trabajos debajo del mar utilizando el magnetómetro, con el cual se han detectado varías “anomalías” en la zona de se investiga si están los barcos o no, anomalías que podrían llevar a confirmar que hay rastros de embarcaciones.

En esta investigación están presentes expertos en buceo y colaboradores del gobierno de Estados Unidos, quienes han mostrado interés en saber qué tanto existe en el mar después de 500 años, a la llegada del conquistador Hernán Cortés.

Uno de ello es Cristopher Brown, dijo que son cuatro personas que llegan del extranjero para investigar los vestigios, y surgió el interés desde 1992 cuando era aún estudiante, donde vio entre otros temas, la llegada de Hernán Cortés a Veracruz y lo que ha dejado la historia, por lo que se decidió a participar en esta travesía.

La codirectora del proyecto, la estadounidense Melanie Dabour, dijo que todo lo ocurrido en los tiempos de la conquista, también es parte de la historia americana, por ello se tiene el interés de participar hasta encontrar parte de las embarcaciones, las cuales se encuentran entre 15 a 20 metros de profundidad.

National Geographic está presente en la expedición para lograr las mejores imágenes posibles que se detecten, se descubra o no partes de los barcos. Jonathan Kingston habló para xeu noticias, y reconoció que no sabía mucho de lo que había pasado en Veracruz y Hernán Cortés, pero mediante un curso en su país, supo de ello, y le pareció “fascinante”.

El sub director de Arqueología subacuática del INAH, Roberto Junco, confía en que se encuentra más que simples indicios, es decir, que solo haya información de que sí hay algo, pero sin poder extraer o confirmar imágenes de lo que esté sobre el mar.

Personal del Museo Nacional de Arqueología Subacuática en España, llegó apenas hace unos días para unirse a las investigaciones, y señala que lo más importante de esto es demostrar a la gente que la historia de México y Veracruz, sigue viva, y no debe desvalorizarse.

Con información de XEU

Publicidad