El secretario de Finanzas y Planeación, Guillermo Moreno Chazzarini indicó que el costo de los servicios jurídicos y contables para efectuar la reestructuración de la deuda pública fue de 160 millones de pesos.

Tal cantidad, precisó, apenas se va a pagar el próximo mes cuando se concluya todo el proceso, pero no quiso dar a conocer la cifra de cuánto terminará pagando el Gobierno de Veracruz por concepto de intereses por reestructurar 38 mil millones de pesos.

Detalló que la empresa americana Dodge Internacional, así como otros despachos jurídicos cobrarán 160 millones de pesos por haber realizado la reestructuración, quienes cobraron el 0.5 por ciento del monto total reestructurado.

Sin embargo, de la cantidad a pagar a intereses prefirió no mencionarlo, pues dijo no estar en condiciones de poder hacerlo.

Esto lo mencionó, al hacer entrega del cuarto informe trismestral del gasto, acto que nunca se había realizado y este lunes lo hizo de manera coincidente con la comparecencia del fiscal Jorge Winckler Ortíz ante el Congreso local.

Guillermo Moreno Chazzarini señaló que durante el 2017 el Gobierno de Veracruz recibió hasta 2 mil millones de pesos más por concepto de diversos fondos federales, gracias a que se convenció al gobierno federal que ya se interpusieron denuncias contra el gobierno pasado que desvió recursos.

Aunque de manera constante el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares se queja de la difícil situación financiera por la cual atraviesa el Gobierno de Veracruz, ahora el titular de la Sefiplan expuso finanzas sanas en la entidad.

Sin embargo, a pesar de la fortaleza de las finanzas apenas el 4 por ciento del presupuesto es destinado a la obra pública, principalmente por dependencias como la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública, la Secretaría de Desarrollo Social, la Comisión de Agua del Estado de Veracruz y el Instituto de Espacios Educativos.

Publicidad