En los hospitales de la zona conurbada de Veracruz las áreas de terapia intensiva registran una importante saturación que debe atenderse.

Lo anterior lo señaló el Subsecretario de Promoción y Prevención de la Salud del Gobierno de México, Hugo López-Gatell al acotar que si el número de pacientes en terapia intensiva supera hospitalización general puede significar un “éxito terapéutico”, pues ello significaría que los enfermos con COVID-19 se estarían recuperando.

“En terapia intensiva se encuentra también una importante saturación; dicho sea de paso, aquí también ocurren otros fenómenos cuando la terapia intensiva se encuentra más ocupada que la hospitalización general; también depende de algo que es importante reconocer, es el éxito terapéutico.

“Es una paradoja porque en la medida en que se logra preservar la salud y la vida de las personas por más tiempo obviamente permanecen más tiempo en las terapias intensivas y estas quedan ocupadas por mayor tiempo”, declaró.

Al respecto, el funcionario federal dijo que “ojalá” que haya una disminución significativa de los casos para darlos de alta en buenas condiciones.

Igualmente, mencionó que en un período adicional de entre 15 a 18 días, a partir de este 1 de junio, la conurbación podría transitar a una fase “segura” dentro de la pandemia de coronavirus.

Al ofrecer la conferencia de prensa alusiva al primer día de la “Nueva Normalidad” en México, el funcionario explicó que la curva epidémica de la zona metropolitana siguió los patrones de predicciones originales calculadas por el equipo del Centro de Investigación en Matemáticas (CIMAT-CONACYT) y el Instituto de Matemáticas (IMATE), al servicio del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT).

“Siempre ha tenido una curva epidémica muy bien organizada desde la predicción original, ha seguido la curva epidémica ese patrón, es una curva más corta, pero más intensa y está todavía a varios días, por lo menos 15 a 18 del momento de mayor seguridad”, dijo.

Dijo que en el tema de la hospitalización, el estado ha mantenido una relativa “holgura” respecto a las predicciones del CONACYT y la capacidad hospitalaria, toda vez que la disponibilidad de camas de hospital es de 60 por ciento en la entidad.

Publicidad