Xalapa, Ver.- El presidente municipal de Veracruz, Fernando Yunes Márquez, ordenó suspender la recolección de basura en los hospitales y clínicas del Gobierno del Estado, así como en diversos inmuebles de la administración estatal, bajo el argumento que debe ser dicho gobierno quien atienda esa situación.

Esto lo hace, luego de que le cerraran el basurero municipal, debido al mal manejo que llevaba a cabo.

Ahora, el alcalde pasa por alto la atribución municipal del manejo integral de residuos sólidos urbanos, que consisten en la recolección, traslado, tratamiento, y su disposición según el artículo 10 de la Ley general para la prevención y gestión integral de los residuos.

Si bien los distintos protocolos de contingencia establecen que los hospitales deben tener prioridad debido a la naturaleza de su labor frente a la sociedad, el alcalde decidió que fueran los primeros a los que se retire el servicio.

El pasado 13 de agosto fue clausurado el basurero municipal debido a que no cumple las especificaciones medioambientales; se detectó que una gran cantidad de lixiviados escurrían al Río Grande y se filtraban a los mantos freáticos, lo que representa un grave riesgo a la salud de los veracruzanos. Y un profundo daño al medio ambiente.

Publicidad