Xalapa, Ver.- El Congreso local está bajo una auditoría que no ha terminado, porque detectaron abusos como el hecho de que en el pasado a un solo diputado le pagaban los servicios de varios teléfonos celulares, así como un número excesivo de asesores y hasta aviadores, informó el presidente de la Mesa Directiva, José Manuel Pozos Castro.

Sin dar a conocer nombres, pero en evidentemente en referencia a diputados panistas como Sergio Hernández, reprochó que los recursos del Congreso fueron usados de manera abusiva, al grado de tolerar sueldos de algunas secretarias por más de 100 mil pesos.

Por tal razón, hoy en día, sigue una auditoria al interior del Congreso para determinar algunas responsabilidades e irregularidades, como el hecho de que había aviadores.

En este sentido, dijo que la actual Legislatura no está tolerando esta situación, y los despidos que se llegaron a realizar fueron conforme a la ley y respetando los derechos de las personas.

Sin embargo, lamentó que han encontrado aspectos como personal que cobra arriba de 100 mil pesos, sueldo superior al del gobernador, y que tienen la misma categoría que otros asistentes en el Congreso que ganan sólo 10 mil pesos.

Se han enfocado en que dentro del Congreso todos estén trabajando y que no haya nadie que cobre sin devengar el sueldo.

Publicidad