Una de las principales complicaciones que se presentan en esta época de calor son las infecciones gastrointestinales. Las altas temperaturas favorecen la proliferación de bacterias cuando los alimentos permanecen fuera de refrigeración por más de una hora y cuando se ingieren pueden ocasionar infecciones gastrointestinales.

Entre los síntomas que destacan: diarrea, vómito, cólico y dolor abdominal, evacuaciones disminuidas o de consistencia líquida y fiebre.

Por esta razón, la Secretaría de Salud emitió una serie de recomendaciones a fin de evitar estas complicaciones:

Anuncios

• Lavarse las manos con agua y jabón o utilizar desinfectante como el alcohol en gel antes de comer y después de ir al baño, y previo a la preparación de alimentos.

• Usar agua hervida, desinfectada con cloro o plata coloidal o embotellada para beber y preparar alimentos.

• Lavar con agua y jabón o desinfectar con tres gotas de cloro por litro de agua todas las frutas y verduras.

• Consumir alimentos bien cocidos o fritos.

• Evitar consumir alimentos crudos en la calle, especialmente pescados y mariscos.

Publicidad