En su comparecencia ante el Congreso del Estado la titular de la Secretaría del Medio Ambiente, María del Rocío Pérez Pérez, defendió a dos empleados de su dependencia señalados de incurrir en delitos.

Se trata del caso de una trabajadora de la dependencia acusada de incurrir en conflicto de interés y el caso de su secretario particular, quien fue cusado de acosos sexual por una de sus compañeras.

En su comparecencia ante el Congreso del Estado la legisladora del PRI, Erika Ayala Ríos, cuestionó a la funcionaria sobre la abogada Ema Angélica Franco Alor, señalando que promovió un amparo en contra de la construcción de un relleno sanitario para la zona sur siendo funcionaria de la SEDEMA.

De acuerdo con la legisladora, cuando se presentó el amparo Franco Alor fungía como analista jurídica de la Secretaría y a la fecha es Jefa de la Unidad de Transparencia.

Al respecto, Pérez Pérez argumentó que se hizo un “uso indebido de su nombre y cédula profesional”, por lo que inmediatamente el asunto se desistió y se sobreseyó el mismo.

“La licenciada se dedicaba a litigar; ella se desistió dado que se utilizó su cédula profesional mal”, subrayó la funcionaria.

Sobre el Rafael “N”, secretario particular imputado por la Fiscalía por hostigamiento sexual y violencia de género, la secretaria se negó a hacer comentarios ya que se trata de un proceso abierto.

Publicidad