Xalapa.- La directora del  Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), Verónica Aguilera, se desentendió de la deuda que tiene el organismo con empresarios y que asciende a 800 millones de pesos.

En entrevista, “se lavó las manos” al señalar que aunque los empresario han reclaman el pago, la deuda debe ser solventadas por la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan).

“Lo tiene que pagar Sefiplan, yo tengo un presupuesto y estas son deudas que se tienen que pagar. Son adeudos por facturas que no se pagaron en todas las áreas. Nosotros todo lo que se compra se factura e inmediatamente se paga, no le debemos nada a ningún empresario”.

Y es que dijo que los adeudos corresponden a tres administraciones anteriores y que son pagos que no se hicieron a empresarios que prestaron sus servicios o entregaron productos, especialmente durante el Gobierno de Javier Duarte de Ochoa, ya que el DIF era presidido por su esposa Karime Macías Tubilla.

Señaló que esta falta de pago ha llevado a la quiebra a muchos de los empresarios que ya no pudieron solventar los gastos, e inversiones que hicieron y nunca fueron pagados.

Adicionalmente, admitió que el DIF enfrenta juicios que se han interpuesto por parte de los empresarios para reclamar el pago de los adeudos a la administración estatal.

Publicidad