Xalapa, Ver.- “Con nuestro trabajo pudimos causar molestia por señalar las irregularidades de los exfuncionarios públicos, pero el trabajo está sustentado y ellos lo conocían”, expresó el auditor general del Órgano de Fiscalización Superior, Antonio Portilla Vázquez.

Al participar en la primera emisión del programa “Lo que hay”, a través de los portales Palabras Claras y Versiones, el auditor señaló que ahora corresponde a la Fiscalía General del Estado integrar las denuncias y dar con los responsables, así como recuperar los más de 30 mil millones de pesos que han sido observados.

Entrevistado por los periodistas Antonio Flores Vargas y José Ortiz Medina, Antonio Portilla Vázquez dio respuesta a las diversas preguntas sobre su gestión y trabajo actual del Orfis.

Reconoció que tras presentar las primeras denuncias en contra de la administración del exgobernador Miguel Ángel Yunes Linares, recibió una serie de quejas e inconformidades de los exfuncionarios estatales, pero reiteró que ellos actuaron mal.

“Las denuncias que presentamos están debidamente sustentadas y son del conocimiento de los ex servidores públicos involucrados, porque iniciamos con un acta de apertura del inicio de la auditoria, les solicitamos información y reportes, hacemos levantamientos de actas administrativas, emitimos los pliegos de observaciones y les damos la oportunidad de solventar, entonces claro que lo saben”, añadió.

Antonio Portilla dijo que estas observaciones y denuncias que ha hecho el Orfis no les gustan a los exservidores públicos, “pero ellos actuaron de manera no correcta”, sentenció.

Indicó que en los casi 7 años de su gestión se han presentado 177 denuncias por un monto de 33 mil millones de pesos y se han logrado recuperaciones por mil 600 millones de pesos.

Ahora corresponde a la Fiscalía General del Estado dar con los responsables de esos desvíos y lograr la recuperación del dinero, pues ya no está en la facultad del Orfis.

Publicidad