La secretaria de Finanzas del gobierno de Veracruz afirmó que por la difícil situación que vive la entidad tras la administración de Javier Duarte, las acciones del gobierno no serán suficientes para poder poner en orden las cuentas, por lo que necesitan un rescate por parte del gobierno federal.

En entrevista para Radio Fórmula, Clementina Guerrero comentó que la actual administración ya se encuentra pensando las medidas de austeridad que deben tomar para salir de esta situación y evitar que esto pueda volver a ocurrir. Sin embargo recalcó que todo pasa por un rescate por parte de la federación.

“No veo más camino, deberemos hacer también lo propio nosotros acá, medidas restrictivas de autoridad, pero sí pasan por el rescate del gobierno federal”, informó la funcionaria, quien añadió que necesitarían de manera inmediata 8 mil millones de pesos, de los cuales tan sólo 2 mil 200 millones serían utilizados para pagar una parte de la deuda el próximo 5 de enero.

Para ejemplificar la situación, Guerrero comentó que si Veracruz fuera una empresa, esta se encontraría en este momento en bancarrota.

López Dóriga Digital.

Publicidad