Xalapa, Ver.- Además de los 132.2 millones de pesos observados por presunto desvío de recursos durante el segundo año de la administración del exgobernador Miguel Ángel Yunes Linares, también tuvo que devolver a la Federación otros 44 millones de pesos para así evitar alguna denuncia.

Tal situación lo establece la Auditoría Superior de la Federación en la primera entrega del Informe de la Cuenta Pública 2018, donde apenas realizó una revisión a un solo fondo federal y a unos programas en materia de educación y salud.

Ahí resalta que Veracruz se encuentra justo a la mitad de las entidades con las de mayor monto observado, pero en tercer lugar entre las que más devolvió recursos con 44 millones de pesos.

Ya sea como solventación o como reintegro, pero exfuncionarios de la pasada administración yunista tuvieron que devolver los recursos para así evitar alguna observación más o incluso alguna acción legal por parte de la Auditoría Superior de la Federación.

Cabe recordar que todavía faltan dos entregas más del Informe de la Cuenta Pública 2018, por lo que los montos a observarse en Veracruz podrían aumentar.

Publicidad