La coordinadora general de la asociación MULABI, Natasha Jiménez, aseguró que el sector salud en el país coerciona a padres de niños intersex para realizarles cirugías mutilantes que violan sus derechos humanos.

Dijo que este tipo de cirugías provocan mutilaciones, insensibilidad y hasta discapacidades en las personas intersexual o comúnmente llamadas hermafroditas.

Y generan en los intersex miedo, vergüenza y en muchos de los casos provocan que no se hable de este temazo debido a los estigmas que existen en torno a esto.

Agregó que hasta el momento no existe legislación que ponga fin a estas prácticas pues los galenos la realizan “casi de oficio” e incluso sin preguntarle a los padres o a la propia persona.

“México y muchos países de Latinoamérica todavía siguen dejándose llevar por el criterio médico que a veces no es el mejor. La Iglesia y el sector salud son los factores fundamentales para que estas violaciones a los derechos humanos se sigan dando”.

La activista lamentó que se vea a la Intersexualidad como algo que debe remediarse y no como parte de la diversidad sexual.

“La mayoría sigue recurriendo a cirugías que son mutilantes para los intersex, generalmente por la coerción de los médicos que les dicen que tienen que hacerlo”.

Publicidad