Si algo faltaba en Veracruz, las cosas allá en la zona del Tatahuicapan están que arden.

Los ejidatarios de ese municipio solicitan que las autoridades atiendan la construcción del puente Pilapillo,  y el camino a Mexcalapa y Zapotitlán, con lo cual se unen a la exigencia de los alcaldes, de que les entreguen las participaciones que envió el Gobierno Federal a la tesorería estatal.

La manifestación crece, y según informes de aquella zona, son más de 600 personas las que se encuentran manifestándose frente al palacio municipal y amenazan con seguir rompiendo las líneas de agua de la planta potabilizadora Yuribia.

yuribia

Hasta el momento, no se conoce si alguna de las autoridades (si es que hay) de la Secretaría de Gobierno, han atendido esta grave situación que pone en riesgo el suministro de agua en los municipios de Coatzacoalcos, Minatitlán y Cosoleacaque, principalmente.

Ojalá el diputado federal Erick Lagos pueda entrarle a resolver el tema, hombre de experiencia y sapiencia, en eso de enredar problemas en la política veracruzana.

Publicidad