Las celebraciones de los peregrinos que llegaron a la Basílica de Guadalupe en la Ciudad de México dejaron 703.5 toneladas de basura, aseguró la autoridad local.

La Secretaría de Obras y Servicios de la capital detalló que empleó a mil 245 trabajadores de limpia con el fin de levantar dicha cantidad de residuos abandonados en accesos controlados, ejes viales, avenidas y vías rápidas cercanas al templo de la Virgen de Guadalupe.

Esta cantidad es superior a las 483 toneladas que recolectó el gobierno capitalino el año pasado, cuando necesitó de mil 845 personas para las labores de limpieza.

Rosa Icela Rodríguez, secretaria de Gobierno detalló que entregaron 6 mil 500 raciones de alimento a los peregrinos, además de mil bebidas calientes y 7 mil 500 colchonetas. Además, brindaron 8 mil 46 consultas médicas y trasladaron a 21 fieles a hospitales locales.

El alcalde de la demarcación Gustavo A. Madero, Francisco Chíguil, detalló que llegaron 4 mil 300 grupos de fieles, la mayor parte del Estado de México, Michoacán, Jalisco, Chiapas y Puebla, entre otros estados. El total de peregrinos que llegó a la capital fue superior a las 10 millones 800 mil personas. 

Publicidad