Humillada, Jackline regresó a casa, le contó lo sucedido a su mamá, y se fue a llenar una bandeja con agua. Fue en ese momento que la jovencita decidió quitarse la vida; con una soga que traía se ahorcó.

Cuando la policía llegó, encontró el cuerpo de la niña, que fue trasladado a la morgue del Hospital Kapkatet, de acuerdo con el comandante de la Policía local, Alex Shikondi.

Según los padres de la niña, la Policía no investigó más el caso. Es por ello que, junto con otros padres, se organizaron para bloquear la vía que comunica a la escuela. Además, algunos integrantes del contingente tumbaron la reja del plantel educativo. Demandaron saber por qué la Policía no había interrogado a la maestra que agredió a la joven Jackline.

Publicidad