La firma brasileña Odebrecht, acusada de ofrecer sobornos por todo el continente, aseguró hoy que “ha cambiado” y que las políticas de la empresa han sido sometidas a un programa global de saneamiento para no incurrir en “errores” del pasado.

“Somos una empresa que ha cambiado.. No se darán más sobornos”, afirmo el encargado de ese programa, el abogado  estadounidense Michael Munro, en un desayuno de trabajo en Quito.

Publicidad