El Primer Ministro de Turquía, Binali Yildirim, señaló que todos los “conspiradores“, incluidos los miembros de las Fuerzas Armadas turcas, están en manos de la Fiscalía y serán castigados por tratar de dar un Golpe de Estado, mismo que arrojó un saldo de al menos 265 personas muertas y unos mil 440 heridos.

De acuerdo con el político, 2 mil 839 militares, entre los que se encuentran oficiales de medio y alto rango, fueron detenidos.  Yildirim, además, indicó que el Consejo Constitucional turco considerará la introducción de la pena de muerte tras el intento de las fuerzas armadas de dar un golpe al gobierno.

turquia-golpe-estado

“Nunca olvidaremos a los que cerraron las calles y los puentes en Estambul, a los que desplegaron las tropas, los que se opusieron al intento del golpe y a los que sacrificaron su vida para oponerse a los conspiradores”, comentó el ministro turco.

Por su parte, miles de manifestantes exigieron este sábado frente al Parlamento de Ankara que se reinstale la pena de muerte en Turquía. Según la cadena CNNTrk, quienes protestaban gritaron alguna consignas aparentemente dirigidas al presidente turco, el islamista Recep Tayyip Erdogan: “Queremos ejecuciones, la pena de muerte” y “dinos que peguemos y vamos a pegar, dinos que matemos y vamos a matar”.

Tras las declaraciones del presidente y el primer ministro, #Idamistiyorum (quiero pena de muerte) se ha convertido en el hashtag más utilizado en los trending topics del Twitter turco, ha sido utilizado más de 23 mil veces. En 2004 la pena capital fue abolida por completo en Turquía.

Publicidad