Los clientes de un salón de belleza en Nueva York quedaron atónitos cuando un reno atravesó corriendo el local.

Cámaras de seguridad captaron el momento en que el animal rompe el cristal de la entrada del local y entra corriendo al lugar.

Al momento de ingresar al salón, el animal incluso choca contra una de las clientas que espera sentada en un sillón del establecimiento.

Inmediatamente de entrar, el animal, asustado, sale corriendo pero ahora por la puerta de cristal, misma que logra abrir ante la mirada atónita de las encargadas del lugar.

La visita de tan peculiar animal no provocó heridos, únicamente daños materiales y los sustos de quienes fueron testigos de los hechos.

Publicidad