En la leida columna Serpientes y Escaleras, publicada en El Universal, cuya autoría es de Salvador Garcia Soto, se mencionan los gobernadores que son unos lastres para sus partidos. 

Los casos más relevantes son Javier Duarte, en Veracruz; César Duarte, en Chihuahua; Miguel Alonso, en Zacatecas y Roberto Borge, en Quintana Roo, pero también el perredista Gabino Cué, en Oaxaca.

Dice el analista político que el caso mas relevante ocurre en los próximos comicios de Veracruz. Textualmente comenta “En sondeos recientes de la alianza PRI-PVEM-Panal en el estado, tienen medido que la aparición del gobernador Javier Duarte en el acto de toma de protesta de su candidato Héctor Yunes Landa, el pasado 13 de marzo, le costo al priísta cinco puntos en las encuestas. ‘La sola fotografía de Yunes Landa con Duarte se reflejó a la baja en las encuestas e hizo que el candidato priísta arranque con dos o tres puntos de ventaja frente al panista Miguel Ángel Yunes’ comentó a está columna una fuente de la alianza priísta”

Así que no son diez puntos de ventaja, sino dos o tres nada más.

Publicidad