Mientras la Procuraduría General de la República anuncia que congeló algunas cuentas bancarias de la familia Macias-Tubilla, como parte de una investigación que les inició por delitos fiscales, financieros y lavado de dinero, en Xalapa alcaldes del Partido de la Revolución Democrática no se retirarán del Palacio de Gobierno, hasta que no les sean depositados los recursos del Fondo de Infraestructura Social Municipal (FISM) y el Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios (FAM).

Ninguno de los diputados locales o federales, que fueron favorecidos por el prófugo Javier Duarte, se solidariza o manifiesta ante tan lamentable situación. Los diputados locales se justifican diciendo que ya se van; los federales, que en Gobernación les pidieron hacer mutis.

Xalapa, Ver., 13 de octubre de 2016.- El gobernador Flavino Ríos Alvarado tomó protesta a Genaro Mejía de la Merced como secretario de Gobierno y Víctor Garrido Cárdenas como subsecretario, en los primeros cambios del gabinete estatal. /FOTOJAROCHA.COM/ Polo Rivera

Anuncios

El “nuevo” secretario de gobierno, Genaro Mejía, cómplice de Erick Lagos, no da la cara a los problemas que se viven en el estado y la razón es sencilla: él, como su inventor, saben hacer la política de cajón, es decir, sacar dinero para resolver los problemas, pero como ya no hay, se esfuma como robalo enjabonado.

Veracruz se encuentra saqueado, en el abandono y viviendo las horas mas tristes en su historia, gracias a la falta de capacidad y preparación, de quienes tomaron el gobierno hace seis años.

Publicidad