Entre las razas de perros más interesantes que existen sin duda alguna se encuentran los bulldogs ingleses. Estos perritos son bien conocidos por su dulce y amorosa naturaleza, sin mencionar sus extrovertidas personalidades que los hacen realizar divertidas payasadas.

No obstante, estos perros amantes de la diversión también son conocidos por algo más; su amor por ser siempre el centro de atención en cualquier lugar y situación que se les presente.

Entonces, no es de extrañar que ésta feliz y aventurera bulldog llamada Henny, adore tanto ser como las demás chicas de California convirtiéndose en una amante de los deportes extremos realizando skate, pues acorde a su dueño, Ryan Lynch, la bulldog nació para andar en patineta.

El perro skater más popular de Instagram

Ryan Lynch comentó: “Ella nació para hacerlo, ella lo ama más que nada en el mundo. Definitivamente es una chica skater más de California”. Esta singular perrita bulldog vive en Long Beach, California, y descubrió su amor por la patineta un día mientras paseaba en la popular Venice Beach junto a su dueño cuando vio pasar a un skater.

“Solía vivir en la playa, así que fuimos a Venice Beach y caminamos hacia el paseo marítimo, cuando de pronto un tipo vino velozmente en su patineta. Henny comenzó a moverse y emocionarse inmediatamente”, señaló Lynch.

Fue entonces que el dueño de Henny le preguntó al patinador en cuestión que si su emocionada cachorra, que contaba con 10 semanas en ese momento, podía ver su patineta, y el skater no tuvo ninguna objeción y estuvo feliz de complacerlo.

De manera apresurada, la bulldog se acercó a la patineta y la olisqueo tentativamente. Luego de darle vueltas un par de veces, Henny decidió que iba a subirse en ella, hecho que solo le tomo un par de segundos en realizar.

No pasó mucho tiempo antes de que la bulldog pudiera empujarse sin esfuerzo con sus patas traseras, incluso si iba demasiado rápido o la tabla se dirigía en una dirección en la que no quería ir, simplemente saltaría y usaría su boca para darle la vuelta.

A raíz de este evento, el dueño de Henny decidió obsequiarle su propia patineta y la bulldog se enamoró por completo de ella. Practicaba skate todo el tiempo, incluso cuando estaba en casa, así que Lynch le dio otra tabla para interiores sin ruedas para jugar en la casa.

Luego de un tiempo, la bulldog Henny comenzó a perfeccionar sus habilidades, entonces Lynch comenzó a llevarla a parques de patinaje y ella no mostró miedo en lo absoluto, tan es así que la simática perrita camina hasta los otros patinadores y se une a su manada.

https://www.instagram.com/p/BuFLBkuD5nJ/?utm_source=ig_embed

Cuando llega la hora de patinar, la bulldog coloca su tabla donde quiere dirigirse y patina sin miedo alguno, y tal ha sido su avance que esta perrita skater demostró que incluso podía manejar su tabla en rampas de los parques de patinaje.

Publicidad