Pese a ser considerada como una ciudad de primer mundo, en Nueva York, las ratas se han convertido en un problema de salud pública que aumenta día tras día y las autoridades poco pueden hacer para combatir el crecimiento de esta plaga.

A causa de los elevados precios de las viviendas, vecinos de Nueva York se ven obligados a abandonar la ciudad y pareciera que su espacio está siendo ocupado por ratas que se ahora también se han adaptado a vivir el frenesí que ofrece la gran manzana.

Acorde con expertos en plagas, el aumento en la construcción de edificios en Nueva York es uno de los principales factores que han aumentado considerablemente la plaga de ratas, pues cada que se escarba en un nuevo terreno, la acción provoca que las ratas se dividan y posteriormente busquen nuevos lugares para establecerse y tener más crías.

De igual manera, cuando son demolidas casas y viejos edificios, en los que las ratas ya se encontraban establecidas, buscan nuevos lugares para habitar luego de quedarse sin madriguera.

Todo esto dentro de una isla, la cual posee una red extensa de metro subterráneo que no solo sirve como vía de transporte para los humanos, sino también para estos roedores que navegan en todo el territorio de la ciudad, por lo que es común verlas en casi cualquier parte de la misma.

Lo anterior es mencionado con el fin de puntualizar que mientras visitaba la ciudad de Nueva York, la ejecutiva en relaciones públicas de Toronto, Laurie J. Weir, capturó hilarantes imágenes de una rata.

Este determinado roedor capturado en video fue visto por la mujer antes mencionada arrastrando un McDonald’s Egg McMuffin robado y sin comer por las escaleras del metro y lo compartió con la cuenta de Instagram Subway Creatures.

Lo más gracioso de este video viral es que la rata parecía salida de la película de Ratatouille, pues el roedor no tuvo ningún problema para llevar su motín robado a la madriguera.

Es importante señalar que no existe un solo rincón de Nueva York que esté libre de ratas y este fenómeno comienza a replicarse en las grandes ciudades de los Estados Unidos.

Incluso, se dice que la guerra contra las ratas parece estar perdida y los expertos aseguran que la plaga nunca podrá erradicarse por completo, pese a los intentos que se realicen para su total exterminación.

Publicidad