Manuel J. Jáuregui

Fuera poses y pretensiones: las máscaras han caído y nos hemos desplomado tan bajo en el ejercicio de la política pública en México que no sólo no se guardan las formas, sino que ni siquiera el intento de disimulo fingen el Presidente y sus peones.

Abierta, crudamente, exhibiendo toda su fealdad antidemocrática, ahora el Presidente, sus cohortes como Mario Delgado, y por supuesto sus alfiles como Salgado Macedonio, personaje del siglo pasado, primitivo, burdo, poco más que porro, son quienes AMENAZAN sin disimulo a los consejeros del Instituto Nacional Electoral, insinuándoles -incluso- irlos a vejar a sus domicilios particulares (Salgado) y el Presidente, dejar al INE sin presupuesto, ello tras insultar a sus consejeros y colgarles epítetos que ni se merecen ni les quedan.

Y, para variar, sin prueba alguna, cual es la costumbre ya. De ahí que presionen, intimidando y amenazando por la pretensión del INE de aplicar LA LEY electoral y negarles registro tanto a Salgado como al otro morenista, tan apropiadamente apelado Morón. Y ello porque así está plasmado en la ley, ley que los mismos que ahora cuestionan -y en épocas anteriores se hacían pasar por víctimas- en su tiempo aprobaron.

Desataron pues, a la señal presidencial y a la vista de todo México, los morenistas a numerosa jauría de canes rabiosos para desestabilizar al INE, para buscar acabar con esta institución, que aun teniendo defectos -como todas- resulta indispensable para la democracia en México, pues el organismo necesita continuar siendo autónomo, independiente y confiable, ya que es el ÚNICO cuya función es certificar, más aún, GARANTIZAR el debido funcionamiento de la democracia en México.

Tiene que ser -y parecer- el INE ajeno a las presiones, a los intereses partidistas, limitándose a administrar libremente y sin interferencia el proceso electoral en México, de acuerdo con las reglas que todos los protagonistas políticos de hoy ACEPTARON cuando se crearon.

No cabe la menor duda de que está el INE bajo acecho de López, Delgado y Salgado, quienes pretenden a como dé lugar DOBLARLO, plegarlo, SOMETERLO a su voluntad y que éste haga lo que le ordenan el Presidente y sus corifeos o amanuenses. Por supuesto que lo que pretenden los mencionados está más allá de mal y exhibe una tendencia tiránica francamente preocupante, cuyos efectos antidemocráticos habrán de sentirse tanto adentro como afuera de México.

Esto que están haciendo contra el INE, sobra decirlo, NO SE HACE, no se vale, no es ni normal, ni legal ni tolerable. Imagínense, amigos lectores, Salgado Macedonio tiene el atrevimiento de en PÚBLICO amenazar con CANCELAR las elecciones en Guerrero si él no es el candidato de Morena. ¡Esto es un delito! Equivale a un GOLPE, a un “coup d’état” a nivel local por parte de un individuo que pretende brincarse no una tranca, sino todas las trancas habidas y por haber.

Todo esto que acontece, y la actitud de Salgado, resultan indefendibles en un país cuya aspiración es escalar peldaños hasta ascender al PRIMER MUNDO. Estos malos políticos que pretenden hacerlo regresar más abajo del TERCER mundo, a un inframundo de primitivismo, a la era de caudillos, no de instituciones, traen la BRÚJULA bien descompuesta.

Manifiestan con sus arranques y amenazas ser practicantes de la antidemocracia, ello además de mostrarse como EMBUSTEROS, como merolicos de carnaval vendiendo tónicos curatodo. ¡No se les puede creer nada! Todos los políticos -en mayor o menor grado- son MENTIROSOS, pero éstos se llevan por mucho la medalla de oro a la hora de inventar embustes y armar rollo falsario.

Afirman defender la democracia AL MISMO TIEMPO que ACTÚAN para destruirla; dicen también que son los defensores de los más necesitados, pero en la realidad son a éstos a quienes pretenden explotar y convertir, por un estipendio mensual del que les dicen que “se los manda el Presidente”, en carne de cañón electoral. Que Dios y la Guadalupana iluminen a los H. consejeros del INE, pero mientras, sepan y den por hecho que las mayorías silenciosas están con ellos.      

Publicidad