Bernardo Bellizzia Guzmán

Desde prácticamente mucho años antes de ser gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez, fue siempre un persona de la bola, del montón, nunca figuro realmente, era de los convocados para hacer bulla en las movilizaciones, para madrearse con todos, era de los grupos disidentes, los de choque, jamás brilló como el creativo o pensador del movimiento de izquierda para ser exacto del Partido Mexicano Socialista y años después del PRD, para eso había otras figuras de mucho más nivel que él, obviamente el objetivo que tenía en ese entonces era apoyar a la causa poniendo su granito de arena, así fuera recibir una santa madriza por parte de elementos de Seguridad Publica que los desalojaban del lugar en donde se manifestaban, sabia de los riesgos y los corría. (Lo que son las cosas ahora él es el jefe de esos policías y ahora ellos madrean a otras personas ya no a Cuitláhuac).

Los años pasaron, la lucha siguió, las madrizas también, otros llegaban menos él, inclusive su Papá Don Atanasio fue Diputado Local y consentido del régimen en ese entonces en el poder, de donde por cierto el hoy Gobernador fue becado como buen clase mediero aspiracioncista para irse a estudiar a la Universidad de Manchester, Inglaterra una Maestría en Ciencias (que bueno que no sabe de esto su pastor López Obrador sino me lo corren), y así de esa manera seguía su camino, perseveró y alcanzó en 2015 fue Diputado Federal, luego en 2016 candidato a la gubernatura de Veracruz la cual perdió, pero la suerte y algo más lo acompañó y fue en el año del 2018 cuando nuevamente su partido MORENA lo vuelve a postular para jugar la gubernatura, ganándola. 

Que historia la de este individuo que en tres años lo hicieron gobernador de Veracruz, muy similar a lo que sucedió con Javier Duarte en aquel entonces, sin ningún mérito político más que el de agradarles a quienes tenían el poder de decisión en ese instante, sin trayectoria política sobrada, sin idea de las cosas, nula experiencia, solo recibiendo ordenes de Palacio Nacional y siendo el principal complaciente de las locuras y ocurrencias presidenciales, aunque en eso le vaya el fracaso de su gobierno y la enorme animadversión de casi el 99.9% de los veracruzanos, y solo sus fieles pagados comulgan con él. 

Ahora entendemos la serie de estupideces, por decir lo menos, que a lo largo de estos años de su desgobierno ha incurrido, desde la famosa abuela que murió sin develar que nivel de parentesco tenía con su primo Eleazar Guerrero, flamante Subsecretario de Finanzas y “operador político”,  hasta llegar a los costos gratuitos de los baños en las gasolineras, es de pena ajena, de vergüenza lo que pasa cada vez que abre la boca y escupe algo, no solo somos el hazmerreír a nivel nacional, sino que me dicen que dentro de su propio partido lo ven como el bufón, el payaso del grupo, están a la espera de la próxima chistosada que cometa para reírse y gozarlo, es considerado un inepto, un bueno para nada, su única gracia es hacer reír al dictador. Hay que aclarar que en la historia de Veracruz hemos tenido Gobernadores malos, pésimos, de eso no hay duda, pero como el que tenemos hoy no hay punto de comparación, de verdad no la hay y junto con él, la inmensa mayoría de sus acompañantes en el gobierno, salvándose solo un pequeño grupo, muy reducido. 

Así pues como dice aquel dicho, eso es lo que hay en estos lares, lo bueno que no hay fecha que no se llegue, ni plazo que no se cumpla, y tarde que temprano se van a ir, dejando una estela de corrupción, pobreza, marginación, desempleo, feminicidios sin resolver, homicidios, secuestros, crímenes políticos, violencia y muerte contra periodistas, entre otras hermosas cosas más. Todo ello y todos ellos, serán juzgados no solo por la historia, sino en muchos casos por las leyes aplicables, de eso pueden estar plenamente seguros. Ya lo verán.

Correo electrónico: bernardobellizzia@hotmail.com 

Twitter: @bellizzia

Publicidad