Bernardo Gutiérrez Parra

El diluvio casi bíblico que cayó ayer sobre Xalapa agarró a los candidatos en plena labor de proselitismo. Ricardo Ahued, abanderado de Juntos Haremos Historia a la alcaldía, decidió chacualear entre los charcos y convivir con las personas afectadas. Pero no le fue muy bien. 

El fenomenal aguacero que dejó 29 colonias inundadas y afectaciones en más de 50 viviendas, provocó la ira de los vecinos que mientras trataban de poner a salvo sus pertenecías, mascullaban lindeza y media contra el alcalde Hipólito Rodríguez Herrero que a esa hora estaba en su casa. 

Buena parte de ese enojo fue canalizado hacia Ricardo sobre todo en Coapexpan y El Sumidero donde tuvo que aguantar silbatinas y uno que otro improperio. 

Y es que ante panorama tan desolador, ¿qué decir a cientos de personas que sufren cotidianamente de inundaciones cuando el principal responsable es el munícipe de su partido? 

¿Qué decir cuando en 2005 el propio Ricardo se negó como alcalde a apoyar un programa de saneamiento integral para Xalapa que hubiera evitado estas inundaciones? ¿Qué contestar a quienes aseguran que con los millones de pesos que el Ayuntamiento devolvió a la Federación por subejercicios, se hubiera construido una envidiable red fluvial para la ciudad?

Y mientras Ricardo recibía reclamos, el candidato a diputado federal, Américo Zúñiga Martínez se sumó a ellos. 

El también ex alcalde reprochó el descuido de las autoridades. “Hoy Xalapa está sufriendo por las afectaciones del olvido, del valemadrismo y por las afectaciones de un gobierno que no da mantenimiento y que no limpia”. 

En la colonia Los Arenales y tras escuchar a los ciudadanos quejarse de que el gobierno municipal no los ayuda, el candidato de la coalición Va por México fustigó a la comuna de Hipólito Rodríguez por desaparecer la póliza Mi Hogar Seguro que implementó para beneficiar a personas afectadas por estas contingencias. 

Visiblemente molesto Américo denunció. “Durante mi gestión como alcalde, miles de familias recibieron apoyos económicos ante afectaciones por lluvias o deslaves. Realizamos una inversión millonaria para la construcción de infraestructura hidráulica que evitara inundaciones. Pero para estar cerca de la gente en el momento de la afectación, creamos Mi Hogar Seguro y el actual gobierno municipal lo desapareció de un plumazo”.

Pero agregó que como legislador federal hará que Mi Hogar Seguro sea una política pública permanente de todos los municipios de México, para que ninguna persona sufra lo que hoy están sufriendo los xalapeños, por la irresponsabilidad de las autoridades. 

Más mesurado pero igual de enérgico, el candidato de alianza Veracruz Va a la alcaldía, David Velasco Chedraui, dijo que las severas inundaciones se pudieron evitar si las autoridades hubieran mantenido el ritmo de inversión en materia de infraestructura hidráulica. 

Denunció que esas autoridades son las que hoy lucran políticamente con esta tragedia, a pesar de que ellos han sido responsables de esta situación por el criminal subejercicio que han convertido en una práctica común. “No es posible que hayan regresado tanto dinero a la Federación cuando aquí en Xalapa urgen obras como colectores pluviales”.

Velasco Chedraui lamentó la incapacidad del gobierno local al no actuar de manera preventiva limpiando atarjeas y tragatormentas. “Cuando nosotros gobernamos la ciudad el mantenimiento era fundamental durante todo el año, pero más en temporada de lluvias”.

Agregó que tal como lo hizo cuando fue alcalde (2007-2010) realizará una inversión millonaria en obra pública para solucionar de manera definitiva el problema de las inundaciones. “Íbamos bien; los gobiernos anteriores al actual realizaron un trabajo impresionante en esta materia, pero llegaron estos señores y echaron todo por la borda”, concluyó.

Antes de comenzar las campañas dije que Ricardo Ahued no las tendría todas consigo porque cargaría con el lastre llamado Hipólito Rodríguez; sin discusión, el peor alcalde que ha tenido Xalapa en su historia. Dije que tendría que justificar el mal gobierno del xochimilca y que pagaría sus culpas. Y le está sucediendo. 

Si antes del 6 de junio caen sobre Xalapa otro par de aguaceros como el ayer, Ricardo regresará al senado por segunda ocasión, pero esta vez llevando sobre sus hombros su más dolorosa derrota.

Y es que la irresponsabilidad y cada una de las barrabasadas de Hipólito, se las cobrarán a él en las urnas. 

bernardogup@hotmail.com

Publicidad