Salvador Muñoz

El caso de la pluri de Gómez Cazarín, donde muchos se han desgarrado las vestiduras por los espacios de las mujeres, me recuerda en mucho el cuento del obrero con la carretilla:

Al final de la jornada, el obrero salió de la obra con una carretilla. En ella llevaba una bolsita de plástico oscura. El vigilante lo detiene y le pregunta qué lleva en esa bolsa, a lo que responde el obrero: “un poco de aserrín, para calentar el boiler”. Le pide que abra la bolsa y al confirmarlo, lo deja pasar.

Al día siguiente, al final de la jornada, el obrero con la carretilla pasa la misma aduana. Abre la bolsa, ¡y aserrín! La historia se repite durante dos semanas hasta que el vigilante de plano le dice: “No sé dónde está la trampa, pero se me hace muy raro que siempre saques una bolsita de aserrín cuando podrías llevarte más cosas en esa carretilla… por favor, no te voy a denunciar, pero dime realmente lo que estás haciendo”.

El obrero se acercó al oído del vigilante y le dijo: “Me robo carretillas”.

¿Y en qué se parece la Pluri de Gómez Cazarín y esta historia? Acá también les cuento: 

La Pluri de Juan Javier Gómez Cazarín estaba presupuestada después de que en San Lázaro aplicaran la paridad de género a Javier Herrera Borunda, quien tuvo que ceder su espacio para una compañera del Verde.

El pecado del PVEM fue postular a las curules federales al menor número de candidatas, mismo fenómeno que se repitió en las elecciones locales de Veracruz para diputados, aunque el PT estaba en las mismas condiciones… es decir, era entre el partido Verde y el del Trabajo que uno de sus varones cediera su espacio a una mujer. ¿Por qué le tocó al PVEM? eso lo tendrá que justificar y argumentar el OPLE, pero al haber una mujer pluri en cualquier otro partido, las fuerzas por género se equilibran sin alterar para nada los espacios correspondientes a las Morenas…

Por otro lado, si bien este sábado tuvo doble festejo Gómez Cazarín por la similitud de los casos (un triunfo del América al último minuto, como su pluri, en el último minuto), aún no se canta victoria porque los boludos esperan ahora dos cosas:

La primera, ver quién impugna la decisión del OPLE por haber entrado Gómez Cazarín como Pluri en espera de tumbarlo en Tribunales…

La segunda, apretar a los diputados locales de Morena para que “por acuerdo”, Sergio Guzmán Ricárdez, a quien identifican con Rocío Nahle, sea impulsado para ser el próximo Jucopo.

La lógica nos dice que teniendo ya la experiencia, Juan Javier Gómez Cazarín bien podría repetir en la Junta de Coordinación Política, pero Morena y los boludos ya nos han demostrado que vale más un 90 por ciento de sumisión, docilidad, complicidad, que capacidad, conocimiento o experiencia, y si no, que nos lo diga Amado Cruz Malpica.

Otro dato: Si llega Guzmán Ricárdez a la Jucopo, se deja expuesto lo que todo mundo sospecha: tener un Gobernador de membrete, de jarrón, para que Bola 8 casi tenga el control total del Gobierno… le faltan dos detallitos: El Congreso a través de la Jucopo que casi lo araña; y Sefiplan, donde el primo Eleazar y José Luis Lima Franco se lo han impedido.

En pocas palabras, en términos electorales, la Pluri del Carón ya estaba presupuestada desde que filtraron una lista con 24 diputadas y 26 diputados… había que sacar a un varón y tenía que ser el que menos apostó a las mujeres como candidatas: PVEM o PT… eso, insisto, estaba presupuestado…

Lo que no estaba dentro del presupuesto era sacar a Adrián Avila, quitarle a Movimiento Ciudadano una curul, que genera que el PAN tuviera un espacio para un varón en la figura de Bingen…

Igual, el OPLE tendrá que justificar y argumentar ese espacio para uno como restarle el espacio para otro por las consecuencias que, de avalarse el resolutivo, tendrá para el partido naranja: lo dejan desbancado!

La inclusión de Bingen en la bancada del PAN ¿deja a Ana Cristina Ledesma fuera de la jugada? Creo que no, porque con Adrián, sólo hubo cambalache de género. Lo cierto es que parece que la inclusión de Bingen es para posicionar a los Chapitos legislativos antes de que Cambranis (del equipo contrario) le cante al oído a Itzel Yescas y amarre con Verónica Pulido (a quien vinculan con los Yunes).

Al final, el OPLE tendrá que demostrar los motivos para que Movimiento Ciudadano haya perdido no sólo un diputado, sino la conformación natural de una bancada, lo que al final, de darse, de cierto modo es restarle poder al partido naranja en el Congreso…

Entonces, para los boludos y demás “feministos” que están al pendiente por empañar de cualquier modo la pluri del Carón, parece que están viendo sólo una bolsa de aserrín, mientras que las carretillas están en Movimiento Ciudadano y en el PAN.

smcainito@gmail.com

Publicidad