Bernardo Bellizzia Guzmán

La sociedad veracruzana está sumamente preocupada, indignada, alertada, y enojada, con lo que está sucediendo en los últimos meses en el estado de Veracruz respecto de las persecuciones, intimidaciones, coacciones y agresiones que la propia autoridad policial realiza ya no solo a los enemigos políticos del actual régimen, ahora lo hace directamente a la ciudadanía. 

Desde que se incluyó en el Código Penal del Estado de Veracruz el Delito de Ultrajes a la Autoridad, se han cometido una serie de detenciones y persecuciones ilegales, anticonstitucionales y en contra de los Derechos Humanos por parte de quienes supuestamente nos deberían de garantizar la protección, cuidado y legalidad de nuestras garantías individuales, es decir la Policía Estatal. 

Tendría que ser el propio Secretario de Seguridad Pública del Estado, Hugo Gutiérrez Maldonado, quien debería de poner orden ante estas acciones y detenciones ilegales y desproporcionadas, de igual manera debería de intervenir quien se dice respetuoso de la Ley y que cada vez que tiene oportunidad hace mención de ello y me refiero al Secretario de Gobierno, Eric Cisneros Burgos, quien en pleno uso de sus derechos y atribuciones que le confieren las Leyes del Estado podría si tal como se dice conocedor de lo que marca y enmarca nuestra carta magna tanto Federal como Local interponer una recurso de inconstitucionalidad del referido delito. La misma posición debería de estar asumiendo quien encabeza las instituciones del Estado, es decir el Gobernador. 

Anuncios

Pero en cambio, vemos cada días más una práctica deleznable y un desconocimiento de la aplicación de la Ley por parte de las instancias encargadas de ello, Fiscalía Estatal y Seguridad Publica, actuando en contubernio avalando la aplicación de un delito por demás ilegal e inconstitucional, que hay que decirlo el día de mañana, si esto sigue así, se les podría aplicar a ellos mismos. 

El temor con el que hoy se vive en Veracruz respecto a quienes nos deberían de cuidar y proteger es evidente, muchos son los testimonios que hoy se cuentan respecto de los múltiples atropellos y hostigamiento policial a personas de la sociedad civil. Cabe mencionar que en esta lucha han sido algunos colectivos en defensa de los Derechos Humanos y de los Periodistas, investigadores, medios de comunicación, columnistas y activistas, los que han estado levantando la voz al respecto de lo que pasa en la entidad veracruzana. 

Lo que dijo Ricardo Monreal y Julio Astilleros respecto de todo esto, no es novedad, no es nuevo, ya se ha estado diciendo por plumas valientes que han documentado al respecto, solo que no se puede dejar de observar que quienes lo dijeron son miembros distinguidos de la 4T, lo que lo hace más atractivo y preocupante, y sin duda también mediático para estos personajes. 

Lo he comentado en múltiples ocasiones, Veracruz es una zona de guerra y un Estado Fallido, sin brújula política, sin orientación y liderazgo, los buenos deseos no bastan, las palabras y los discursos salen sobrando en estos momentos; las acciones y estrategias son las que se deben de aplicar con carácter de urgencia, sin demora, no podemos seguir con la aplicación de la justicia del garrote, de la represión, de la venganza, a nadie le traerá buenas cuentas de ello. 

Publicidad