Hugo López-Gatell Ramírez, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, aseguró, durante la presentación del informe “El Pulso de Salud” en Palacio Nacional, que no desapareció el sistema de salud, y por el contrario, con la desaparición del Seguro Popular y la creación del Insabi, se mejorará la atención médica y los medicamentos gratuitos.

Aseguró que lo único que ya no se permite son los “negocios jugosos” en ciertas enfermedades, pues argumentó que las farmacéuticas hacían mayormente negocios con los medicamentos para las enfermedades más sensibles o las contingencias como el dengue.

El subsecretario refirió que hasta el momento, 18 gobiernos de los estados ya firmaron su adhesión al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) y 14 están en proceso.

El presidente López Obrador refirió que los gobiernos no están obligados a firmar la adhesión porque es voluntaria. Refirió que en aquellos estados donde no haya adhesión, entrará el IMSS Bienestar, primordialmente en las comunidades más pobres.

Aunque el presidente López Obrador ha dicho qué hay un déficit de médicos en nuestro país, el subsecretario Hugo López-Gatell aseveró que 38,000 profesionales de la salud han presentado solicitud para ser empleados del sector salud en las comunidades más pobres del país.

López-Gatell Ramírez dijo que los gobiernos que se adherirán al Insabi no perderán nada, porque el gobierno federal garantiza el Ramo 33. Al respecto, el Presidente de la República sostuvo que su gobierno, primero acreditará el Insabi y luego se asegurará que gobiernos posteriores al suyo, ya no puedan privatizar los servicios de salud.

Publicidad