La Encuesta Nacional de las características de la población durante la pandemia de Covid-19 en adultos mexicanos reveló que el 55 por ciento de la población entrevistada tiene enfermedades crónicas, lo cual se asocia con mayor vulnerabilidad a complicaciones por coronavirus y se observó un aumento en el consumo de tabaco y alcohol, así como de sedentarismo durante la pandemia.

El estudio del Instituto Nacional de Salud Pública, aseguró que un alto porcentaje de la población reconoció medidas como el uso del cubrebocas, lavado de manos por 20 segundos y quedarse en casa, y 70 por ciento reconoció cuatro o cinco síntomas característicos de Covid-19.

Te puede interesar: Renapo detalla subregistro de casi 50% de la Secretaría de Salud en muertes por COVID-19

También, indicó que seis de cada diez entrevistados vio disminuidos sus ingresos a partir del confinamiento; una tercera parte declaró que algún miembro de su hogar perdió el empleo en dicho periodo y uno de cada tres encuestados tuvo experiencias de inseguridad alimentaria.

El investigador del Programa Universitario de Estudios del Desarrollo de la UNAM, Mario Luis Fuentes Alcalá, destacó que la SARS-CoV-2 es una encuesta de salud pública que ofrece algunos elementos para describir, entre otras cosas, la situación de las viviendas en el país.

También, consideró indiscutible avanzar en la educación nutricional para que se consuman alimentos de mejor calidad y variedad, para ello reconoció que se esté impulsando el etiquetado frontal.

La encuesta se repetirá en la misma muestra al mes y medio siguiente, con el fin de evaluar los cambios en la dieta de las personas y la asociación con otros factores que sucedieron durante el confinamiento y el inicio de la Nueva Normalidad.

Publicidad