Un oficial senior de La Casa Blanca comunicó que la actual administración no apelará el veto migratorio en la Corte Suprema.

El equipo de Trump podría llevar una batalla legal en instancias anteriores a la Corte Suprema para definir si la directriz del presidente sobre inmigración viola la Constitución o no.

La Casa Blanca también está considerando la opción de reescribir la orden ejecutiva.

La orden ejecutiva de Donald Trump vetaba a ciudadanos de siete naciones del Medio Oriente donde el Islam es predominante, además suspendía el programa de refugiados de Estados Unidos.

La Corte de apelaciones se negó a reactivar la prohibición de Trump al ingreso de personas de siete países musulmanes en el Medio Oriente el jueves.

Ante la determinación de la Corte, Donald Trump no se quedó callado y se pronunció en Twitter sobre este fallo de la Corte.

“Los veo en la Corte. ¡La seguridad de nuestra nación está en juego!”, señaló. Sin embargo, ahora miembros de su equipo niegan que el presidente lleve el asunto a la Corte Suprema.

Publicidad