Adornos navideños, riesgo latente en temporada navideña

Anuncios
Anuncios

Elegir el árbol de Navidad, las esferas, comprar o desenredar las luces navideñas, colocar las villas que lo rodean y el Nacimiento que espera la llega del Niño Dios puede tardar días o incluso semanas, pero una mala instalación de estos adornos o una calidad deficiente podría terminar con el patrimonio en un instante.

Y es que a pesar del riesgo de incendio que implican dichos adornos, la gente no asegura su hogar, ya que de cada 100 casas que hay en el país, sólo seis tienen un seguro de forma voluntaria y la cifra sube a 26 o 27 si se consideran las viviendas con un crédito hipotecario, aunque en muchos de estos casos sólo se cubre la deuda y no el inmueble.

“En cuestión de segundos se nos puede ir la casa. El incendio acaba con todo el patrimonio que tenemos ahí, un patrimonio que le ha costado mucho trabajo al jefe de familia para que en cuestión de segundos o minutos se acabe”, comentó el director general del Heroico Cuerpo de Bomberos de la Ciudad de México, Raúl Esquivel, conocido como “el Jefe Vulcano”.

En años pasados, los Bomberos de la Ciudad de México atendían entre 18 y 30 incendios de casas habitación derivados de adornos navideños, cifra que se redujo considerablemente debido a las tareas de prevención que realiza la corporación en escuelas, hospitales y unidades habitacionales.

El principal motivo de incendio es el exceso de conexiones en un mismo socket de luz, porque pueden provocar un corto circuito; esto genera el calentamiento de los conductores eléctricos, se quema el forro, y al hacer contacto con un mantel o con las cortinas, en un instante las llamas corren por la vivienda.

Las casas tienen una gran cantidad de muebles y elementos flamables como las cortinas, los manteles, los pisos de duela, las puertas de madera, que contribuyen a que el incendio se genere mucho más rápido, indicó.

“En esta temporada si hay un pequeño aumento (de incendios en casas). Afortunadamente, desde el año pasado y este esperamos que sigan bajando los porcentajes. Han bajado un 20 o 30 por ciento”, dijo el Jefe Vulcano, al destacar que durante los primeros días de diciembre de este año sólo se había registrado un incendio en casa en la Ciudad de México.

“Un día 24 a un vecino de la casa de atrás, que no estaba en ese momento, se le incendió la casa. Nosotros estábamos comiendo, nos dimos cuenta y llamamos a los bomberos. Estaba la casa sola y fue por el árbol de Navidad”, recordó el director general de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), Recardo Arias.

La mayoría de las personas y familias no adquieren un seguro contra incendios para su casa por desconocimiento o porque consideran que son caros, aunque una protección para una vivienda resulta más económica que la de un auto.

“Existe la percepción de las personas que estos seguros son muy caros y por pura percepción, no preguntan ni se atreven a preguntar”, dijo en entrevista con Notimex.

Comentó que un seguro para una vivienda con un valor de un millón de pesos, ubicada en una zona de piso firme o segura en Ciudad de México, puede costar unos tres mil 600 pesos al año; mientras que para una casa en el área más riesgosa podría costar cuatro mil 600 pesos anuales.

Los seguros que cubren estos riesgos se llaman múltiple familiar, que en su cobertura básica incluye daños derivados por incendio. “Estas pólizas múltiple familiar son extraordinariamente nobles porque incluyen incendio, terremoto, riesgos hidrometeorológicos pero también incluyen cristales, robo de lo que tenemos dentro de la casa y asalto, y responsabilidad civil”, comentó.

Para las familias mexicanas que salen de vacaciones en esta temporada o dejarán sola su casa en Navidad y Año Nuevo, se recomienda desconectar todos los adornos navideños, y en el caso de las velas, colocarlas sobre un platón y alejadas de cortinas y manteles.

En caso de presentarse un incendio, los Bomberos recomiendan de forma inmediata cortar la corriente eléctrica de la casa y llamarles. Lo más importante es evitar arrojar cubetas con agua o usar extinguidores de agua, debido a que si el problema se generó por un corto circuito, se genera una descarga eléctrica para la persona y puede causarle lesiones muy graves.

Publicidad