Líderes tortilleros advierten que de continuar el aumento del maíz y las amenazas de la Profeco, en las próximas semanas podrían cerrar varias tortillerías

Ante el alza de los precios del maíz, derivado de la emergencia sanitaria por COVID-19 en México, los productores de tortillas advierten que se podría presentar un desabasto del alimento.

Sergio Jarquín Muñoz, presidente del Consejo Rector de la Tortilla Tradicional Mexicana, denunció que el grano de maíz subió 300 pesos en tan solo dos semanas, hasta llegar a los 6 mil 350 pesos por tonelada.

Aseguró que “la producción de tortilla está en riesgo porque no existe una interlocución con el Gobierno Federal para estabilizar el precio del maíz”.

Para mostrar su inconformidad ante la amenaza de clausurar tortillerías y multar el aumento de precio del alimento, los productores realizaron una protesta en la delegación oriente de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

Jarquín Muñoz expuso que las amenazas de la Profeco son injustificadas porque el precio de la tortilla se liberó en enero de 1999, por lo que no existe un precio oficial.

De esta forma, el kilo de tortilla varía en cada región del país, oscilando entre los 14 y 22 pesos.

Respecto a la situación, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Producción de Masa y Tortillas, Rubén Montalvo Morales, advirtió que “corremos el riesgo de ver tortillerías cerradas en las próximas semanas”.

Los líderes tortilleros solicitaron una audiencia con el presidente Andrés Manuel López Obrador, pues están en riesgo casi 450 mil fuentes de empleo.

Es un llamado urgente al presidente para que personalmente le expliquemos lo que sabemos de la industria de la tortilla quienes estamos detrás del mostrador, para que sepa cómo funciona la cadena alimentaria del maíz y la tortilla y no solo se deje llevar por gente que no come tortilla y que no conoce las cualidades que esta tiene”, dijo Sergio Jarquín.

Publicidad