La Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados aprobó un dictamen promovido por las bancadas del Partido Revolucionario Institucional (PRI), del Partido Acción Nacional (PAN), del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y del Partido Verde (PVEM), que flexibiliza la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios.

El proyecto aprobado por gran mayoría de 22 a favor y tres votos en contra de los diputados del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Juan Romero y Vidal Llerenas; y la diputada Mirza Flores, del Movimiento Ciudadano (MC), contempla permitir que los estados utilicen el 50 por ciento de sus recursos excedentes en gasto corriente.

La diputada Flores Gómez enfatizó que la norma por aprobar en el Pleno, genera preocupación por la falta de claridad para transparentar el uso del erario, que será utilizado en “bolsas poco transparentes”. En resumen, dijo la congresista del MC, “Es una invitación a endeudarse”.

Tras recordar que la ley vigente obliga a las autoridades a utilizar el 50 por ciento de sus excedentes en el pago de deuda, indicó que los cambios en cuestión abren la puerta a la utilización del recurso en proyectos sin previo análisis de costo beneficio, en espera de que se destine a brindar ayuda a los damnificados.

Sin embargo, reiteró, hay serias dudas respecto a que gobiernos endeudados, utilicen como pretexto el tema de los desastres naturales, para gastar de manera poco clara los excedentes.

El diputado Romero Tenorio advirtió que se está “echando por la borda” el control sobre deuda, ya que se “dará cancha libre” al uso de recursos de los estados.

Esto, al recordar que apenas en junio pasado, la Secretaría de Hacienda (SHCP) prendió los focos de alerta sobre el estado inmanejable de la deuda en 10 entidades, aunado a que anunció que Coahuila no podía endeudarse más.

Llerenas Morales dijo que la reforma era producto de los acuerdos del “Frente del Gasto Corriente”, conformado por los supuestos antagonistas del PRI, y por otra parte, del PRD y el PAN.

Al alertar sobre el “cambio mayor” a la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades y Municipio, el legislador enfatizó que para temas políticos la oposición entre esas bancadas es drástica, pero al momento de hablar de dinero y del reparto del presupuesto, se convierten en “muy amigos”.

Señaló que la consecuencia de flexibilizar las leyes, será que las entidades tendrán más recursos y los podrían gastar, como ha ocurrido cotidianamente, de manera discrecional. Como ejemplo, recordó los casos de los ex gobernadores de Veracruz, Javier Duarte; de Chihuahua, César Duarte; y de Quintana Roo, Roberto Borge.

 

Publicidad