La Secretaría de Comunicaciones y Transportes presentó el plan aeroportuario a seguir en el Valle de México con la intención de ampliar la capacidad de atención a pasajeros en el AICM, AIT y el próximo Aeropuerto en la Base Aérea de Santa Lucía.

Se prevé que el Aeropuerto Internacional de Toluca atienda a entre 8 y 10 millones de pasajeros; el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México a 50 millones de personas, en tanto que el Aeropuerto Felipe Ángeles tendrá su primera pista en tres años aproximadamente.

La primer acción a realizar en el AICM para atender a 50 millones de personas es la creación de una Terminal 3 en el hangar destinado al avión presidencial, actualmente en venta.

Cabe destacar que el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México valora una Terminal 4.

AISL

El Aeropuerto Felipe Ángeles o Aeropuerto Internacional de Santa Lucía (AISL) quedará listo en junio de 2021, con una inversión inicial de 68 mil millones de pesos más IVA.

Contará con tres pistas de aterrizaje para en su desarrollo inicial tener 190 mil operaciones aéreas anuales y un estacionamiento con capacidad para cuatro mil vehículos.

Se prevé una interconexión con el AICM para el uso compartido de las instalaciones de ambos aeropuertos. Su tramo sería de 46 kilómetros con 10 mil 007 millones de pesos de costo, con un periodo de construcción proyectado a dos años y medio.

“Es un proyecto bien planeado, bien concebido, racional, eficaz, austero; es la opción, la alternativa al proyecto corrupto que querían llevar a cabo (NAIM)”, dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador en la conferencia de prensa matutina.

Sobre el aeropuerto que se pretendía hacer en Texcoco, el mandatario detalló que implicaría cerrar el AICM y la Base Aérea de Santa Lucía para traficar con sus terrenos, pues “querían hacer una especie de Santa Fe en los terrenos del actual aeropuerto, lo que es la pista central se la iban a llevar hasta el Nuevo Aeropuerto”.

López Obrador expresó que su administración hizo una consulta con los ciudadanos de la zona de Santa Lucía, quienes aceptaron el proyecto.

“Nosotros tenemos un mandato popular y nos eligieron para acabar con la corrupción… Ni modo, ya vamos avanzando poco a poco”, indicó.

Publicidad