Los casos globales de COVID-19 ascendieron a 6.39 millones, en una jornada en la que América, el continente más afectado, superó la barrera de los tres millones, según las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los decesos en el planeta ascendieron a 383 mil 872, de los que más de 182 mil se produjeron en Europa y unos 162 mil en el continente americano, por lo que ambos territorios concentran más del 90 por ciento de los decesos confirmados.

Te puede interesar: OMS advierte rápida evolución de COVID-19 en Sudamérica y Centroamérica

Por contagios, tras los 3.02 millones en América se sitúan los 2.19 millones de casos en Europa, 570 mil en Oriente Medio, 310 mil en el sur y sureste de Asia, 186 mil en Asia Oriental-Pacífico y 115 mil en el continente africano.

Solo Europa muestra claramente una curva descendente en la gráfica de nuevos casos.

Estados Unidos, Brasil y Rusia se mantienen como los países con mayor número de casos, seguidos del Reino Unido, España, Italia y la India, uno de los países donde se registra un aumento más rápido en nuevas infecciones.

Según los datos de las redes sanitarias nacionales, el número de pacientes recuperados en el mundo, unos 3.19 millones, se aproxima ya a la mitad del total de afectados, mientras que los pacientes en estado grave o crítico son más de 54 mil, un dos por ciento de los casos activos.

Publicidad