El presidente Andrés Manuel López Obrador supervisó en Balancán, Tabasco, los avances del programa “Sembrando Vida”.

Reiteró que creará un instituto para devolver al pueblo los bienes públicos robados.

Indicó que próximamente habrá en Los Pinos una subasta de autos de lujo y residencias decomisados.

Además, el presidente afirmó que “ya le llegó su tiempo al sur y al sureste (de México) para el crecimiento”, pues dijo que ya se acabó el tiempo del abandono para esta zona y por eso se apoyará a 20 mil productores en este municipio, en Tenosique, Zapata y Jonuta, dentro del programa “Sembrando Vida”.

Acompañado por el gobernador Adán Augusto López Hernández, y como parte de la Asamblea Ejidal del Programa “Sembrando Vida”, se comprometió a rescatar el Plan Balancán-Tenosique y aseguró que habrá apoyos permanentes con jornales de cuatro mil 500 pesos mensuales, pero pidió que no dejen de aprovechar la oportunidad.

López Obardor recordó la vieja consigna: “¡Compañero escucha, en la hamaca no se lucha!”, y los asistentes estallaron en aplausos y porras.

En ese sentido, y desde el ejido Arroyo el Triunfo, señaló que “el trabajo es bendito” y por ello pidió a los campesinos que se apliquen para realizar el trabajo en este programa que se extenderá hasta el año 2025.

Publicidad