El presidente Andrés Manuel López Obrador ondeó este sábado el pañuelo blanco, en señal del fin de la corrupción “arriba”, en el gobierno.

Sostuvo que no habrá ni un paso atrás contra la corrupción en la compra y venta de medicamentos, a pesar de la campaña emprendida por “coyotes” respecto a que los niños están muriendo por falta de medicinas.

Durante el acto denominado Diálogo con la Comunidad del Hospital Rural San Salvador El Seco, dijo que los neoliberales corruptos robaban el dinero de las medicinas y el año pasado tres empresas “favoritas” eran las que vendían 70 por ciento de todos los medicamentos.

“Por eso hay una campaña ahora de que los niños se están muriendo, ahora porque no tienen medicamentos para curarlos; son las farmacéuticas… ni siquiera las farmacéuticas, (son) los coyotes, vendían medicinas hasta los políticos, dijimos: se acabó”, señaló.

Acompañado por el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, y funcionarios federales y locales del Sector Salud, sostuvo: “pueden recurrir a cualquier campaña pero no vamos a dar ni un paso atrás, se acaba la corrupción, ya robaron demasiado, ya van a dejar de robar, ya van a descansar”.

El Jefe del Ejecutivo expresó que ya lo puede decir, con la frente en alto: “Ya se acabó la corrupción arriba. Puedo sacar hasta un pañuelito blanco para decir: ya no hay corrupción arriba”, afirmó ondeándolo.

Señaló que con corrupción no rinde el presupuesto, pero sin ella alcanzan los recursos y no hay necesidad de aumentar ni crear impuestos o endeudar al país para tener más.

Sin corrupción, agregó, se puede financiar el desarrollo sin deuda. Afirmó que en los nueve meses que van de su administración no ha aumentado el endeudamiento, incluso ha disminuido en términos reales respecto al nivel en que lo recibió.

López Obrador dio su palabra de que la deuda no aumentará en términos reales. “Ya estoy preparando el Presupuesto para el año próximo que lo tengo que entregar el día 8 de septiembre y va sin deuda, no vamos a contratar deuda”.

Apuntó que el Presupuesto se financiará con todos los ahorros que se están obteniendo por no permitir la corrupción y por el Plan de Austeridad Republicana, los cuales suman unos 500 mil millones de pesos en los primeros nueve meses de su gobierno.

Por otra parte, comentó que ya no hay pensiones millonarias para los expresidentes, “están un poco molestos pero ya se les va a ir pasando, les vamos a mandar una paletita, un dulcico, un chupón para que se tranquilicen”.

A los habitantes de esta localidad poblana les dijo que atenderá el tema de la seguridad, que es una de sus mayores demandas, pues le dejaron al país hecho un desastre, un tiradero, un cochinero en esa materia.

“Pero vamos a limpiar al país y vamos a poner orden. La democracia es orden democrático y la política es poner orden en el caos y vamos a hacer política de la buena, no politiquería”, subrayó.

Por último, López Obrador comentó que aún escribía el mensaje que pronunciará este domingo con motivo de su Primer Informe de Gobierno, e invitó a los asistentes a ir al Zócalo capitalino el 15 de septiembre a la ceremonia del Grito de la Independencia de México, “va a ser una fiesta como nunca”.

Publicidad