Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, respondió este lunes a las acusaciones de racismo en su contra por proponer que las pensiones para adultos mayores indígenas se entreguen antes que a los adultos mayores no indígenas. Dijo que “es vergonzoso que no se acepte el trato especial a los más pobres, a los indígenas y se piense que eso es racismo”.

Durante su conferencia de prensa matutina desde Palacio Nacional, AMLO señaló que esa postura es sorprendente y que la pensión a adultos mayores indígenas debe ser a los 65 porque, por su situación de marginación y pobreza, envejecen pronto.

Dijo que la justicia es darle más al que tiene menos y que no puede haber trato igual en condiciones desiguales. A los detractores de esta propuesta les pidió visitar una comunidad indígena y comparar su situación con la de un adulto mayor en esas regiones.

¿Cómo no se les va dar atención especial? Eso de verdad es increíble, de que suceda en nuestro país, esas actitudes (…) si dar trato preferente a indígenas es ser racista, que me apunten en la lista”.

López Obrador argumentó que todos deberíamos pensar en darle más al desposeído y darle la mano al que está atrás para que todos estemos parejos.

Consideró que está saliendo a flote el clasismo y el racismo que avanzó durante el periodo neoliberal, cuando creció el pensamiento inhumano, contrario al bien común y a la fraternidad.

AMLO adelantó que habrá una reforma para elevar a rango constitucional el derecho a la pensión para los indígenas a partir de los 65 años y para los no indígenas a partir de los 68.

Aclaro, la pensión es para ricos y pobres, porque la pensión es una recompensa” por todos sus años de trabajo, “porque contribuyó al crecimiento de la nación”.

Precisó que también sería derecho constitucional la pensión para menores con discapacidad y el derecho a recibir una beca para estudiar cuando se pertenece a una familia pobre.

El presidente anunció que presentará la iniciativa de reforma al Artículo 4o de la Constitución y dijo que su gobierno establecerá que el presupuesto de pensiones y becas no pueda ser menor conforme transcurra el tiempo, y que no quiere que solo quede plasmado en leyes secundarias.

Explicó que así se garantiza que haya presupuesto sin importar quien gobierno, porque si es ley sin presupuesto, es pura demagogia. Dijo que, por mandato constitucional, se deberá garantizar la pensión.

Publicidad