El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED), hizo un llamado a respetar los derechos de las trabajadoras del hogar y garantizarles su salario y servicio médico, ante la pandemia por COVID-19.

A través de un comunicado subrayó que este sector laboral de manera histórica ha enfrentado situaciones de desventaja social y económica.

La Encuesta Nacional sobre Discriminación (Enadis) 2017 reveló que 98 por ciento carece de contrato y 88 por ciento no tiene prestaciones económicas.En contexto de medidas sanitarias, las condiciones laborales de las personas que trabajan en el hogar pueden estar en riesgo, advirtió.

Por lo anterior el Consejo solicitó tomar en cuenta la salud de las trabajadoras del hogar y en caso de estar en riesgo, garantizar su pago íntegro, el empleo y contribuir con la cobertura de los gastos médicos, en caso de nos estar inscritas al IMSS.

Evitar aumentar la carga del trabajo por la presencia de infantes y restringirse de obligarla a que cuiden a personas que presenten síntomas que pongan en riesgo su salud.

Finalmente recomienda formalizar la relación laboral con contrato y participar en el programa piloto para asegurarlas al IMSS, además de garantizar las medidas de higiene para realizar su labor.

Publicidad