Con ocho votos a favor y tres en contra, el Consejo General del Instituto Nacional Electoral aprobó los Lineamientos para el Voto Electrónico en las elecciones de Coahuila e Hidalgo 2019-2020, que busca implementar un programa piloto.

En sesión extraordinaria, el consejero electoral, Jaime Rivera, explicó que “la prueba piloto contempla urna electrónica, con votos válidos”.

“El dispositivo registra y cuenta automáticamente los votos para cada opción política y emite también automáticamente las actas de casilla, en tantos ejemplares como sean necesarios para los cómputos distritales o municipales y para los representantes de los partidos políticos”.

Explicó que para el voto electrónico llevan más de 10 años de investigación y desarrollo de urnas electrónicas, probadas en centenares de elecciones gremiales, escolares e internas de partidos políticos.

Indicó que las ventajas del voto electrónico es que es accesible y fácil para los ciudadanos, sin importar su nivel escolar o particularidades sociales o culturales; evita que los ciudadanos anulen su voto por error; garantizan a los electores el secreto del sufragio, a la vez que permite la verificación del sentido del voto, además de que eliminan el error humano en el escrutinio y cómputo de votos, así como en el llenado de las actas de casilla.

En Hidalgo se instala urnas electrónicas en cuatro municipios, mientras que en Coahuila se instalarían en cuatro o cinco casillas por distrito.

Publicidad