La reducción del gasto en servicios y materiales, y la extinción de los fideicomisos, medidas ordenadas por decreto presidencial en línea con la política de austeridad, han aportado 75 mil millones de pesos al gasto y se han destinado al programa de créditos solidarios y a las obras prioritarias del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Así lo señaló la subsecretaria de Egresos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Victoria Rodríguez Ceja, al mencionar que el monto obtenido surge luego de que el presidente de México determinara tomar diversas medidas de austeridad, “ahora es el Gobierno el que se está apretando el cinturón, por decirlo coloquialmente”.

Te puede interesar: Programas sociales, insuficientes ante el aumento de pobreza

Rodríguez Ceja indicó que, derivado del decreto de austeridad que ordenó recortar en 75 por ciento el presupuesto para las partidas de servicios generales y materiales y suministros, se han obtenido 20 mil millones de pesos, monto que todavía puede crecer porque esas partidas continúan en revisión.

“El gasto de operación ha tenido una disminución; sin embargo, las medidas tomadas no están enfocadas en afectar los programas sustantivos, es gasto de administración y operación que no afecta las áreas más importantes del Gobierno”, sostuvo la subsecretaria.

En cuanto a la extinción de fideicomisos, la funcionaria dijo que se han obtenido a la fecha alrededor de 55 mil millones de pesos, recursos que provienen de la extinción de ocho fideicomisos.

Mencionó que 32 fideicomisos están en proceso de extinción, “pero esto es un proceso”.

Agregó que los recursos de los fideicomisos “se han destinado a atender los programas prioritarios de la administración del presidente, por una parte son proyectos de inversión como el Tren Maya y otros; asimismo, se están destinando para los programas nuevos de créditos como los apoyos de 25 mil pesos a un padrón de 2 millones de beneficiarios, y los programas de mejoramiento urbano”.

Publicidad