Kevin Cataño, el bebé de 10 meses que el pasado 14 de julio fue mordido por una araña violinista en Acaponeta, Nayarit, murió la noche de este jueves en el Hospital Civil de Tepic, informó el director del nosocomio, Daniel Balderas.

Cuando los padres del menor lo llevaron al hospital, pensaron que se trataba de una traumatología en el hombro, donde presentaba dolor, pero en el hospital se descartó en dos ocasiones esa posibilidad.

Hasta entonces nadie sabía que una araña violinista lo había mordido, por lo que no se siguió ningún tipo de tratamiento al respecto.

Días después, los padres regresaron con el niño a una unidad médica de Acaponeta donde observaron que ya presentaba una mancha de necrosis en el cuerpo, por lo cual se sospechó de la picadura de una araña.

Tras determinar que el veneno de una araña violinista era lo que estaba causando el mal, se buscó el antídoto en varios sitios del país sin tener suerte, hasta que éste fue donado por laboratorios Silanes.

Pero a finales de julio, Kevin sufrió una hemorragia en los pulmones y tuvo que recibir varias transfusiones de sangre; se planteó entonces la posibilidad de trasladarlo al Hospital Civil de Guadalajara, pero el pequeño estaba muy débil.

Kevin Cataño falleció cerca de la media noche del jueves en la capital nayarita.

Publicidad